Related Reviews
MusicWeb International
"I have no hesitation in following suit and placing this at the head of my recommendations..."
more >>
Stereophile
2009 Records To Die For: "...this performance of the Christian Passion story grips you by the ears."
more >>
Choral Journal
"...the soloists sing with beauty and a genuine understanding..."
more >>
Muzyka21
5 Stars
An outstanding review from the Polish publication
more >>
Classical WETA
"The recording quality and sound of this Linn disc is, as usual with this audiophile label, stupendous."
more >>
AudioVideoHD
5 Stars
"Unos timbres de excepcional calidad, brillan en toda la obra..."
more >>
AudioEnz
"How does it sound? Well in one word: Glorious."
more >>
Pizzicato
5 Stars
'Supersonic Award' for the Dunedin's recording
more >>
The Absolute Sound
"beautifully rendered"
more >>
Toccata
"Die gesamte Interpretation atmet Fröhlichkeit, Spielfreude und höchstes Musiziervergnügen."
more >>
Hi-Fi News
4 Stars
A recording with 'intimacy and immediacy'
more >>
Star Ledger of New Jersey
"fresh, fine-tuned voices, a beautifully textured instrumental sound."
more >>
High Fidelity
4½ Stars
An excellent review from the Polish Audiophile publication
more >>
MusicWeb International
"...this one is very special indeed."
more >>
Opus Musica
"Excelente..."
more >>
Atlanta Audio Society
"...a really memorable and persuasive Matthew Passion..."
more >>
Audiophile Audition
4½ Stars
"...this one is tough to beat."
more >>
Klassik.com
4 Stars
"Sehr gutes Potenzial."
more >>
The Sunday Telegraph
A performance of 'disarming emotional and dramatic immediacy'
more >>
The Guardian
5 Stars
There's no doubt that this one is the pick of this year's crop...tinglingly vivid.
more >>
Financial Times
4 Stars
sheer intimacy of musical and dramatic dialogue
more >>
The Herald
5 Stars
They've done it again...the singing is to die for...
more >>
Kennis & Cultuur
'Deze Deze Matthäus Passion komt uit Edinburgh.....'
more >>
Daily Mail
4 Stars
Nicholas Mulroy is an excellent Evangelist
more >>
De Gelderlander
5 Stars
'Kopers van Bachpassies zitten tegenwoordig met een luxeprobleem...'
more >>
classicalsource.com
The musicianship of the youthful Dunedin Players is, quite simply, second to none
more >>
Berlingske
5 Stars
Alligevel skal man lede længe efter en flottere indspilning... Musikerne spiller som en drøm.
more >>
McAlister Matheson Music Newsletter
one of the most dramatically involving and emotionally searing performances of this work to have appeared on disc
more >>
Prelude
Wonderbaarlijk mooie Mattheuspassie
more >>
BBC Music Magazine
5 Stars
My new benchmark. Performance ***** / Sound *****
more >>
Trouw
"Dit is een versie waarin musicology is omgezet in verrassende muzikaliteit."
more >>
BBC Online
From the word go, the Dunedin Consort draws you in.
more >>
Gramophone
Butt's St Matthew is truly original in spheres resonating beyond established parameters. Gramophone Recommended.
more >>
The Scotsman
5 Stars
A highlight of 2008...brilliantly proficient
more >>
Trouw
Verfrissende ontdekkingsreis door Bachs Matthaus Passion is verrassend.
more >>
Classic FM magazine
Disc of the Month! Performances of stunning conviction
more >>
The Observer
5 Stars
The playing and the singing is outstanding. Highly recommended.
more >>
Independent on Sunday
one of the finest available one-voice-per-part Bach performances
more >>
SA-CD.net
5 Stars
Highly recommended indeed
more >>

JS Bach Matthew Passion - Dunedin Consort - CD Compact


17 July 2008
CD Compact
Francisco de Paula Sánchez

Alo largo de estos años me habrán visto (o major, leido) entusiasmado con más de un disco, pero en ninguna ocasión ante una obra del tamaño de ésta que ahora les traemos a las páginas de CD Compact. Y es que da un poco de "repelús" decir así, de entrada, que estamos ante la que probablemente sea la mejor versión que se haya grabado de la Pasión según San Mateo, si es que este tipo de afirmaciones tienen algún sentido, pues no existe nunca "la" versión definitiva de una obra como esta. Pero es que es muy difícil encontrarse con el cúmulo de circunstancias favorables para decir algo tan rotundo como atrevido.


Retrotraigámonos unos veinte años y perdonen el prólogo nostálgico: yo estudiaba en Granada, y en una de esas noches aburridas porque no habían llegado nuevas estudiantes al hotel de enfrente, recuerdo al inolvidable José Luís Téllez recomendar, en Radio 2, la versión de la Misa en Sí menor de la mano de Parrott. Explicó las teorías de Parrott de la utilización de una sola voz por parte, y recuerdo que aseveró que a él el temo musicológico, como el de los instrumentos "orinales"  -como él decíase la traía al fresco, se trataba de una buena versión donde esa decisión aclaraba la partitura y mostraba mejor la trama polifónica. Esa noche terminé escuchando Rosa de Sanatorio. Eran tiempos de casi entierro de lo bueno, aunque este es otro tema.

Bien, esta perorata para recordar que ya por entonces Parrott y antes de él el genuino Joshua Rifkin plantearon la necesidad de interpreter la música sacra de Bach con una voz por parte. Últimamente tan sólo Paul McCreesh se tomó en serio el tema, grabando también una versión de la Pasión según San Mateo con este criterio. Lo que creo que distingue a Butt de los anteriores es hasta dónde ha llegado con este punto de partida. Intentaré explicarlo.

John Butt es un grandísimo organista y clavecinista, pero ante todo es una cabeza privilegiada que pasma por sus propuestas interpretativas respecto a la música barroca (lean si pueden sus tratados de interpretación de Bach Bach Interpretation y, cuando se publique Bach's dialogue with modernity: Perspectives on the Passions). Justo en un momento de máxima madurez ha decidido lanzarse a la grabación de la Pasión según San Mateo con el Dunedin Consort & Players, cuando el grupo cumplía diez años de su fundación.

La versión que nos brinda John Butt es la de 1742, es decir, la última revisión que Bach hizo de la partitura, con algunos aspectos interesantes aunque no decisivos. Por ejemplo, añade una viola de gamba en el coro 2 con una parte diferenciada de la del coro 1. A menudo Bach prefería escribir una nueva voz cuando disponía de un nuevo intrumentista, en lugar de ponerlo a doblar una ya existente, es decir, no quería mayor dinámica por adición de instrumentos, sino una polifonía más compleja. John Butt también sustituye el órgano de la orquesta 2 por un clavecín. Además, la sección de cuerda queda reducida a ocho intérpretes por orquesta al que habría que añadir los oboes y los traversos, una orquesta reducida, ideal para enfrentarse a un coro de tan sólo ocho cantantes.

El resultado sonoro es escalofriante, ni débil ni esquelético, ni pobre, sino perfectamente equilibrado: nunca habrán escuchado con tanta claridad la trama polifónica de la cuerda, ni aún menos la del coro. Pero es que además esta escasez de instrumentos permite a los canantes abordar la interpretación desde un punto de vista radicalmente distinto como nadie hasta ahora había explotado: tanto en las arias como en los coros y los corales pueden hacer mezza voce hasta lo inaudible, pueden suspirar, pueden gemir las palabras, pueden ahogarse, acabar las notas muriendo, si quieren, para expresar de la manera más dramática que haya escuchado hasta ahora el texto, que no olvidemos, tiene una vital importancia en la concepción retórica de la obra...y todo sin sobreactuar. Los corales son un crisol de individualidades en que cada uno expresa cada palabra con una vehemencia inaudita hasta ahora, y en los coros escucharán partes de la orquesta que sencillamente no habíamos escuchado hasta ahora. Ejemplos muchos, pero aborden, si pueden, directamente el coro inicial y sabrán de qué les hablo: los coros, realmente se contestan en un efecto.

Butt dirige a sus cantantes (excelentes todos ellos, unos más otros menos, ninguno de relumbrón) y a su orquesta haciendo uso de las dinámicas como recurso para expresar un rubato que a veces el repertorio no permite con otras técnicas que le serían ajenas. La modelación de los tiempos con el dominio de los silencios, asi como la especial articulación, las respiraciones de los cantantes y ese dramatismo al que aludíamos hacen de ésta la versión más apasionada que haya escuchado, y todo sin dejar de lado nunca el lenguaje barroco.

Los recitativos no se quedan a la zaga. Jamás (y remarquen "jamás" con rotulador fluorescente) he escuchado a un evangelista actuar como Nicholas Mulroy: realmente narra la Pasión de Cristo hasta meterte en la acción réproba del deicidio. El Jesús de Matthew Brook es sencillamente majestuoso: la nobleza de su timbre - que no su belleza - la hacen llegar al más espeluznante, romántico y emotivo "Mache dich" escuchado hasta ahora. Acentuaciones inesperadas, portamentos sutiles, adornos en las repeticiones (cuando no es el cantante lo es el instrumentista solista) hacen el resto en esta versión que es colossal pese a lo exiguo y modesto de las fuerzas empleadas.

Unan a todo lo dicho una toma de sonido de sobresaliente cum laude y una edición en SACD que, escuchada en un buen equipo, deja a la vista hasta el último armónico de los instrumentos.

Tenía pues razón el señor Téllez: poco importa si Bach interpretó con estos medios, y si hubiera hecho otra cosa de haber podido, lo que importa es el resultado, lo que Butt ha sabido ver con una inteligencia desmesurada lo que otros ni intuían tras las partituras. Por ello esta versión marcará un antes y un después en la interpretación de la música de Bach, porque nos ha enseñado a Bach con una perspectiva diferente y emocionante.


Bookmark and Share


Related Links

Dunedin ConsortDunedin Consort
JS Bach Matthew Passion (Final performing version, c. 1742)JS Bach Matthew Passion (Final performing version, c. 1742)