Purcell: Ten Sonatas in Four Parts - Opus Musica

Esta reciente grabación marca una nueva colaboración entre Linn Records y Retrospect, un conjunto flexible que funciona como una orquesta, un coro o un grupo de cámara. Grabado para celebrar la conmemoración de los 350 años del nacimiento del "restaurador de la música inglesa": Henry Purcell (Westminster, Inglaterra 1659-Londres 1695), a la vez supone el debut del Retrospect trio, que consigue explotar y enfatizar aspectos únicos presentes en las sonatas del compositor inglés. Esta grabación explora la belleza intemporal de la segunda recopilación de sonatas de Purcell, que nos proporciona una visión fascinante de la cosmopolita y a la vez contradictoria sociedad, en contraposición a los gustos estilísticos de los músicos ingleses en la última parte del siglo XVII.

Las diez sonatas a cuatro partes fueron publicadas en 1697, dos años después de la desaparición del maestro, destinadas a dos violines, bajo y clavecín, indicando en la introducción que imitan deliberadamente el estilo italiano. Purcell combina las influencias Francesas, Inglesas y sobre todo Italianas, incluyendo el uso exclusivo de un contrapunto inusual, exóticas disonancias así como sorprendentes cambios melódicos bruscos. Pertenecen al grupo denominado sonatas da chiesa, sin movimientos de danza. Son a menudo más largas que las sonatas italianas, a veces, con seis o siete movimientos; y los movimientos aislados son largamente desarrollados. Las armonías son a menudo asombrosas y el estilo muestra, en general, la personalidad de Purcell de manera muy señalada. Mucho más originales que las obras de Corelli, incluso las del último período, aunque no poseen este encanto italiano que provocó el éxito de Corelli.

Sin lugar a duda es digna de admiración la interpretación de la quinta sonata, una larga chacona sobre un bajo obstinado repetido sin variación cuarenta y cuatro veces, y la novena sonata es la famosa Golden Sonata en donde muestran el gran dominio, virtuosismo y pasión que sienten por sus instrumentos, siendo una interpretación brillante, elegante, redonda y tremendamente homogénea.

Queda dicho; un más que digno homenaje a Purcell por cuatro brillantes instrumentistas barrocos, todos ellos artistas distinguidos internacionalmente por derecho propio, con una pasión compartida, la música históricamente informada.

Opus Musica
03 November 2009