Filters

Vox Luminis - Biber: Requiem - Scherzo

El programa de este CD aborda música de cuatro autores del siglo XvII en el área germánica.

El vínculo común consiste en la ilustración de la práctica musical de ese tiempo, con el uso del grupo de solistas y del grupo del ripieno en obras vocales concertantes de ese entorno, tanto en voces como en instrumentos, y en particular sobre composiciones configuradas a cinco voces cuyas partituras nos han dejado abundantes indicaciones. Como acostumbra, vox Luminis nos da una lección magistral en la interpretación de estas músicas. Es imposible realizar un mejor trabajo y con mayor calidad en las voces, tan acopladas y virtuosas tanto en sus partes solistas como corales, y con instrumentistas tan expresivos, conjuntados y adecuados al carácter.

La perfección y sutilidad que alcanzan en la interpretación llenan de delicadeza y expresividad. Cada sonido, acento y color está donde debe, nos sorprende y emociona. Además de esa calidad artística, todo este luminoso concepto musical, tan brillante pero tan riguroso, debe agradecérsele a Meunier.

Una de las sorpresas del disco son dos preciosos motetes concertantes de Christoph Bernhard, y entre ellos muy especialmente el funerario Herr, nun lässest du deinen Diener. Tras una bella sonata de apertura a seis partes con la orquesta principal —dos violines, dos violas y un bajón— más el continuo —aquí con órgano, laúd y violone—, el motete se construye en su primer pasaje a tutti con el coro solista SSATB y el bajo continuo, mientras otro segundo coro SSATB interviene en el ripieno y es a su vez doblado por cornetos y tres sacabuches ATB (ad libitum, como elije vox Luminis), además, la sección de cuerda dobla gradualmente en el ripieno al coro solista. Se crean así unas dinámicas, profundidades y texturas admirables en una polifonía de escritura exquisita. Se suceden después hermosos pasajes a solo, con uno o dos solistas y las cuerdas dialogando con ellos en alternancia, para concluir retomando el primer pasaje. El segundo motete de Bernhard —Tribularer si nescirem— tiene una estructura relativamente similar, con un comienzo polifónico esplendoroso, un pasaje solista del bajo y una conclusión donde se van sumando voces hasta llevarnos al final. Se trata de otra pieza de gran calidad. En ambas, la interpretación es magistral, equilibrada y vibrante en todas sus partes, llena de intensidad.

El conocido Requiem en Fa menor de Biber tiene también en sus pasajes a tutti, como el introitus, una estructura de cinco voces solistas SSATB, bajo continuo —con órgano, bajón y violone— y un segundo coro SSATB en el ripieno, con cuatro instrumentos de cuerda doblando a SSAT y además tres sacabuches doblando a ATB, mientras el primer violín emerge como instrumento solista que articula la obra. En la composición se produce una variedad de pasajes, con partes solistas o grupo de voces que dialogan en diversas formas con diferentes combinaciones de instrumentos y el ripieno, en una rica sucesión de textura polifónica, secciones fugadas y homofonía. Es una obra de gran riqueza, inquietante, densa y majestuosa, y no se puede interpretar mejor que en esta grabación, con un equilibrio y expresividad formidables.

La cuarta pieza vocal es un motete del maestro Fux, también construido a cinco voces, donde en ciertas secciones hasta seis instrumentos doblan a las voces, mientras en otras los instrumentos acompañan a los solistas. Completan el disco una sonata del propio Fux y otra sonata de Nicolai, para un conjunto de cuerda a seis partes, bien diferente al de sus obras más conocidas. Ambas excelentes. En definitiva, otro disco espléndido a sumar a la larga lista que atesora ya vox Luminis.

0
Scherzo
01 April 2021